Desde sus inicios COMSA es consciente de la necesidad e importancia del respeto por el ambiente, porque aseguramos el desarrollo de las generaciones  presentes y futuras, en ese sentido planteó y desarrolló un modelo de producción basado en la Agricultura Orgánica.

Los socios de COMSA, han sido constantes en la adopción y aplicación de prácticas para garantizar una agricultura sana, protegiendo el suelo, el agua y el clima, promoviendo a su vez la biodiversidad, haciendo una gestión ambiental sostenible y responsable. 

Para COMSA, las buenas prácticas ambientales, son medidas de responsabilidad que se aplican en el trabajo o en la vida diaria, y están dirigidas a reducir el impacto ambiental de la actividad o procesos que se realizan en cada uno de sus centros de trabajo y de la misma manera en las parcelas de los socios y socias.

Para implementar las Buenas Prácticas Ambientales, en COMSA, consideramos tres aspectos importantes:

  1. Un cambio en el pensamiento y actitud de los socios y socias respecto a cómo utilizan los recursos en su actividad diaria, ese cambio y compromiso se logra trabajando La Finca Humana.
  2. Las transformaciones puntuales dentro de las actividades que desarrolla la empresa dentro de un enfoque de innovación, promoviendo la mejora continua y garantizando la eficiencia ambiental. 
  3. Generar conocimiento y experiencias motivadoras para concientizar y educar a otros productores y productoras en la zona de influencia de COMSA.

Cuidar el ambiente esta en nuestras manos, esta en cada acción y cada práctica realizada con el compromiso con el futuro.

Translate »