COMSA International School (CIS), diseñó y desarrolla un programa educativo incluyente que ofrece, estimulación temprana a niños (as) menores de seis años, a través de un programa educativo integral, tomando en cuenta las etapas de su desarrollo y las individualidades de cada estudiante.

La innovación esencial en esta propuesta es la filosofía, con la que se aborda la enseñanza en el nivel pre – básico, implementando la Filosofía del doctor Glenn Doman, que utilizaba sus métodos, basados en movimientos progresivos, muy eficaces tanto en áreas motrices como en áreas intelectuales.

Desde sus primeros meses de edad, Hostin Jair es estimulador con la metodología de Glenn Doman

La esencia de CIS, está encaminada a la estimulación temprana, a través de un método pedagógico especial relacionado y ampliado por el centro educativo, el cual desarrolla en el niño (a) aptitudes intelectuales, espirituales, sociales, deportivas, artísticas y científicas. Aprovechando sus primeros años de vida, durante los cuales sus potenciales están latentes, para ser desarrollados al máximo. 

En esta ocasión les compartimos la experiencia del estudiante de pre – básica, Hostin Jair, 4 años de edad, a través de las palabras de su madre, Digna Martínez, su principal aliada en la implementación y desarrollo del Modelo Educativo de COMSA. 

Hostin Jair, es un niño que nos habla con una enorme facilidad de la obra más destacada de la literatura española, como es Don Quijote de la Mancha.  También nos explica a detalle sobre las fracciones matemáticas, de la energía eólica y nos detalla conceptos físicos, que muchos comprendimos hasta en el bachillerato. 

Como mencionamos anteriormente, en la vida de Hostin Jair, hay una persona clave que acompaña el proceso educativo. Digna Marilú Martínez, 29 años, madre de Hostin Jair, recuerda que leyó el libro de Glenn Doman, cuando su hijo tenia un año de edad “me prestaron el libro y tuve la gran oportunidad de leerlo, es un libro muy bueno, muy especial pues trae como educar a los hijos, de cómo formarlos y como enseñarle palabras, a leer de diferentes maneras”. 

De las cosas que Digna recuerda con mucha emoción, es que con el libro aprendió hacer tarjetas con datos y como pasarla a los bebes. “Yo hice las tarjetas y comencé a pasárselas a Hostin, en ese momento él ya tenia un año de edad, en ese proceso, el niño Antonio Pérez, fue de gran ayuda para mi, él le pasaba las tarjetas a mi hijo en la mañana y en la tarde”. 

“Desde un año de edad, mi hijo, obtuvo muchos conocimientos y me siento orgullosa de él, ahora que tiene 4 años pregunta mucho y le gusta explorar su entorno, ha desarrollado una capacidad comprensiva del conocimiento”. 

Desde que ingresó a COMSA International School (CIS), el compromiso de Digna es  mayor, antes trabajaba en Marcala y tenia que dividir su tiempo entre los quehaceres de la casa y las clases de Hostin Jair. Para ella, no era nada fácil, así que tomó la decisión de regresar a su comunidad de Sisiguara a pesar de las limitaciones con el acceso a internet. Pero ante las limitaciones surgen las soluciones, en medio de la pandemia la familia se unió para poder pagar el servicio de internet, para que el niño no perdiera las clases en línea, “el sacrificio no es mucho, si él da frutos” reflexiona en voz alta Digna. 

Cuando fuimos a visitar a Hostin Jair, lo encontramos frente a un teléfono, recibiendo sus clases, muy atento a los datos enciclopédicos que le transmitía el maestro. Sentado en su silla y su mesa, construidos a su medida. “No contamos con una computadora, pero si con un teléfono, no importa lo grande que sea, el aprende que es lo importante” destaca Digna.

En los últimos meses Hostin Jair, ha tenido un notable avance en el aprendizaje del inglés, su madre jamás imaginó que su hijo comprendiera muchas palabras en inglés. “Yo no sé mucho inglés, solo lo básico, pero le agradezco a los maestros de COMSA International School (CIS), ya que ellos se toman el tiempo para ayuda y explicar el inglés, eso ha permitido que él aprenda mucho.

En su comunidad, Sisiguara, Hostin Jair se hace notar por su sentido de la solidaridad, siempre tiene un gesto igualitario para las demás personas, él siempre trata de ayudar a los demás niños y niñas que no pueden avanzar en el desarrollo de sus actividades escolares. “Desde pequeño se le ha inculcado que tiene que ser solidario, tratar a los demás como se debe, y no hacerse más o menos que otras persona, porque todos somos iguales y con las mismas capacidades” agrega Digna. 

Con Hostin Jair, es muy fácil entablar una conversación, siempre hay un tema del cual hablar, siempre hay un avance que conocer, siempre nos deja una enseñanza.

Siempre escuchamos que los niños y niñas son genios desde el vientre de la madre, solo basta con despertar esa conciencia en ellos, en los primeros años de vida, y así lo ha hecho la madre de Hostin. 

“Yo estudié bachillerato y hasta último año, llevaba proyectos y experimentos científicos, cuando yo aprendí eso ya era muy tarde. Ahora me estoy dando cuenta que Hostin esta llevando esas clases, logrando comprender muy bien todo gracias a los maestros de CIS, eso me motiva e inspira para apoyarlo más” destaca Digna.

Cuando él hace sus presentaciones para compartirlas en la clase, su madre está ahí, lo acompaña, le ayuda a buscar las información y se ponen de acuerdo como él hará la presentación, no se necesita mucho tiempo para prepararse por la capacidad de comprensión y retención de la información. 

Con la aplicación de la metodología de Glenn Doman, para Digna, es una experiencia única, que le permite estar más cerca de su hijo, de acompañarlo. “Los hijos son lo más  importante que uno tiene, son lo más importante de la familia y se tienen que apoyar, se les tiene que estimular, porque ellos tienen la capacidad de aprender, ellos tienen que experimentar, los padres estamos llamados a enseñar a nuestros hijos con mucha paciencia, sin golpes sin regaños” concluye Digna.

Translate »