los cascales1

Los cambios comienzan cuando se cambia el chip, en Los Cascabeles hay un rincón para hacer el cambio.

Cuando tomé el camino a Finca los Cascabeles, y miraba lajas sobre lajas, me preguntaba, ¿qué se puede cultivar aquí? Al mismo tiempo me respondí;  sobre estas lajas lo único que se pegará serán cactus. Así dudando seguí, pero entre más me aproximaba a la Finca veía el camino con mucho verde y el aire lo sentía cada vez mas fresco.

Al llegar, nos recibe Joselinda y Mario, junto a ellos sus hijos Linda Carlota y Mario. El recibimiento está lleno de entusiasmo, me siento en familia.

La Finca los Cascabeles se ubica en la comunidad de Chusmuy a 5 km de Marcala, los propietarios son la Familia Pérez – Manueles. Mario Pérez originario de Chusmuy y Joselinda Manueles originaria de Santa Bárbara y sus hijos: Carlos, Mario y Linda ellos juntos hacen Finca Los Cascabeles.

Pero qué es lo que hace exitosa la experiencia de Finca los Cascabeles me preguntaba;  Joselinda me explica que todo comienza por la Finca Humana que somos cada uno de nosotros y nuestra familia, que somos los primeros en la cadena  de producción de café y que si no estamos formados, concientizados, felices y no hacemos el cambio de chip pues sencillamente no avanzamos.

Las condiciones, cuándo comenzaron la finca; la tierra, el suelo.datos cascabelesLa comunidad donde esta Finca Los Cascabeles se llama Chusmuy, es un nombre lenca que significa lugar de la piedra, y para donde miremos siempre veremos piedras, al menos eso creía yo.

“Las condiciones físicas del suelo son totalmente arcillosas, hay que trabajar la arcilla, pero sabemos que los suelos con arcilla son ricos en minerales, el problema es extraer los minerales de ahí. Crear suelo con la materia orgánica, con los microorganismos de montaña, una alianza con los microorganismos de montaña, y esa relación con Dios porque eso es lo importante porque la familia entiende y tiene a Dios como centro, lo demás es por añadidura”, nos comenta muy convencido Mario Pérez.

Desde al año 1999 al 2000, la familia vivió un proceso de transición a la agricultura orgánica, se dio la idea y la oportunidad de aprovechar un nicho de mercado internacional de café orgánico. La producción se nos fue abajo recordó Mario, de producir 900 quintales de café uva, el siguiente año, al quitar los químicos solo producimos 13 quintales de café uva, entonces Joselinda al ver en la crisis que estábamos me dijo: “Que ella era profesional, que ella se iba, que ya no seguía con eso, que no me dejara de engañar del Ingeniero Rodolfo ni de esos de Costa Rica, y no los quería ni ver en la casa”.

Joselinda recuerda que aquella época fue de sacrificio, hubo mucho dolor, vivió muchos problemas en los momentos que no creía en la agricultura orgánica, le costó mucho creerlo, ahora reconoce que Mario tiene la capacidad de poder capacitar a otro porque lo pudo hacer con la esposa con la que casi les cuesta el divorcio, porque la verdad fue muy difícil cambiar de agricultura convencional a una agricultura orgánica por las pérdidas que sufrieron en la producción de café.

El cambio de chip, porque pasar de lo convencional a lo orgánico no se entiende tan fácil

loscascabeles3

En Los Cascabeles se produce hortaliza de manera escalonada para mantener la seguridad alimentaria.

Mario recuerda que él se creció con su abuelo y nunca utilizó fertilizantes químicos, se criaron recogiendo el estiércol de los corrales, de los gallineros, haciendo uso de las cenizas y el carbón. Además señala que: “Mis abuelos tenían una fábrica de jabón en esos entonces, mi abuelo usaba esos recursos y los iba a echar a los agujeros para sembrar árboles de café, entonces vengo de una cultura  donde no existían los fertilizantes químicos”.

Finca Los Cascabeles un modelo de agricultura orgánica

La familia Pérez Manueles,  ha logrado convertir Los Cascabeles en un modelo de permacultura y ha sido a través de un cambio de mentalidad y mucha capacitación que recibieron de CEDECO de Costa Rica y todo el seguimiento que se ha hecho desde COMSA, empresa que junto a otros productores fundaron en el año 2001.

Cuando hacen el salto a la agricultura orgánica y después de capacitarse, la familia comienza a definir áreas dentro de la finca, donde va estar cada cosa, también abrir los espacios a la esposa y a los hijos en la toma de decisiones y ahí desaparece el “yo”, así se va formando la Finca Humana.

La Familia Pérez pionera en producción de los MM

En el año 2004, Mario Pérez es capacitado por CEDECO en producción de MM, él lo comienza a usar junto a la materia orgánica para hacer suelo, y se fue empoderando de esa tecnología de los microorganismos de montaña, y aún lo siguen usando hasta para el consumo Humano. De igual manera Joselinda se capacita en el proceso de limpieza de los MM, estos conocimientos se trasmiten a los socios de COMSA en los diplomados de agricultura orgánica.

Cuando los esposos se capacitan en los procesos administrativos y desarrollo empresarial se da el CAMBIO DE CHIP; Joselinda se capacita como tostadora de café con la idea de crear la empresa de café,  y es allí donde estuvo el despegue de la Finca Humana con la valorización de la esposa y la familia. Con el cambio de chip, surgen nuevas formas de buscar el valor agregado del producto, no estar vendiendo materia prima, sino que ya el producto terminado.

Me pregunto ¿cómo en Finca Los Cascabeles se han ido empoderando de las tecnologías? La respuesta de Mario y Joselinda es certera: “Al ponerlas en práctica y ahora es una finca orgánica integral-campesina, donde se puede ver la integración de animales, la diversidad de cultivos, pero también la integración de la familia que es lo primero que Dios quiere”. Para ellos su gran empresa es la Familia Pérez-Manueles, es la primera empresa Que el sur humano debe echar a andar y cuidar,  poner como administrador, como gerente, como director a Dios.

¿Cómo explica el tema de la finca humana?

Finca los cascabeles 2

La primera empresa es la familia y juntos se desarrolla la Finca Humana.

Mario y Joselinda me explican que: “Al promover la cultura orgánica estamos proponiendo una cultura de vida, nuestra filosofía,  es para la vida y nosotros todavía estamos un poco tarde, quizá era más temprano que hubiera llegado”.

Es importante darnos cuenta lo que usted sienta al llegar a la finca y todo eso, es lo que nosotros practicamos cuando practicamos la finca humana, es un montón de metodologías, es un montón de principios, es un montón de valores, los ejercemos y los ponemos en práctica entonces no solo está en la persona el cambio de actitud, la manera de pensar para que cambie la manera de vivir  sino que se refleja en todo lo que nosotros hacemos.

Al llegar a Finca Los Cascabeles se siente una armonía, nos comenta Joselinda que: “La finca humana nos viene a dar equilibrios, el primer equilibrio la buena relación con Dios, el segundo equilibrio el uso racional de los recursos naturales que tenemos alrededor de la finca, el tercer equilibrio es el enorme compromiso con el medio ambiente”. “Queremos vivir a la par con la naturaleza, trabajar con ella, vivir con ella, generar una cultura de vida”.

El café Joselinda

En el año 2006, nace Café Joselinda y es cuando entendemos que somos productores de materia prima y entonces los precios del café no siempre están igual. Desde el año 2012, comienza a operar con todos los permisos y el sello de la Denominación de Origen Café Marcala.

Café Joselinda es un café de primera y de exportación, Mario y Joselinda se esmeran en mantener la calidad de su café y el informe nutricional que tiene el empaque  es el resultado de los análisis que se hacen en el laboratorio del Zamorano. Café Joselinda se desarrolla de manera integral, Mario hace todo el proceso hasta el pergamino, Joselinda lo lleva a trillar, lo tuesta en su tostadora artesanal.

La diversificación ¿cómo se logra y qué otras cosas están haciendo?

Finca los cascabeles2

Café Joselinda, se desarrolla de manera integral.

Para los esposos todo se logra pensando y trabajando mucho. No tienen horarios de trabajo, en la Finca Los Cascabeles siempre hay mucho trabajo, y como son un equipo se ponen de acuerdo en familia.

Para los Pérez – Manueles, la diversificación va enfocada a la sostenibilidad de la finca, a corto, a mediano y a largo plazo. La familia tiene hortalizas, árboles frutales, producción de lácteos, producción de miel. Cuando se crían gallinas, se va pensando en la propia seguridad alimentaria, que tendrán huevos, pollos, carne, pero se va a tener un ingreso adicional por la venta. Lo mismo con los cabros porque producen leche y carne, pero lo más importante no es la carne ni la leche, sino que el estiércol y la orina de esos animales que los convierten en abonos.

La familia ahora está disfrutando la felicidad después de un gran sacrificio que hicieran hace 15 años, lo disfrutan con mucho sabor, con mucha alegría, con mucha bendición. Pero no se quedan ahí disfrutando, en COMSA se les ha capacitado en la agricultura biodinámicay ahora están  en el proceso con la certificadora Démeter. La Biodinámica la practican los hijos de Mario y Joselinda; Mario y Linda Carlota, quienes siguen el calendario lunar de siembra y hacen los preparados bio-dinámicos. Además serán quienes hagan el relevo generacional de Finca Los Cascabeles.

 

A %d blogueros les gusta esto: