Home » Nuestras Historias » Finca La Colmena

Finca La Colmena

La colmena foto 1

Los esposos Sosa Bautista en el proceso de elaboración de azúcar orgánica.

A dos kilómetros de la ciudad de Marcala, y en la comunidad de Musula se  encuentra la Finca La Colmena, de la Familia Sosa Bautista.

La colmena datos generalesCuando se piensa en evolución dentro de la agricultura orgánica, inmediatamente algunas personas se remiten a La Finca la Colmena, porque ahí se está en constante movimiento y experimentación.  Pero este movimiento no fue así en su comienzo, la parcela donde está la finca fue comprada por los esposos; Dilcia Bautista y Eduardo Sosa, justo después de casarse. La propiedad era solo un potrero y parecía que nunca se iba a tomar vida y a producir algo.

Después de la compra de la parcela, los esposos se trasladan a vivir al lugar, el siete de noviembre de 1997, desde ese momento se comenzó a soñar y construir la finca, los esposos Sosa Bautista,  comenzaron con la siembra del café pero combinándolo con árboles frutales, en ese momento el proceso de  la agricultura era convencional.

El giro hacia lo orgánico lo realizan en el año 2008, cuando se hacen socios de COMSA, y es a partir del 2010, que comienzan a capacitarse por medio de los diplomados que ofrece la empresa. En ese periodo  se comienza a cosechar los estiércoles y orines de los animales, gallinazas, además, de la lombricompos. En 2010 La familia crea el Rincón del Saber, donde hacen su propio abono orgánico y los bio-preparado; los bio-fermento, té de lombricompos, MM con base de yogurt, bio-repelentes y bio-nitrógeno.

Unas de las características de la Finca La Colmena es la integración familiar

La colmena foto 2

Dilcia tiene la pasión por cuidar del suelo y también hacerlo producir.

La Familia es primero y todo se realiza en equipo, es por esa razón que es una finca donde se da muy bien la integración familiar, y donde se hace y se desarrolla La FINCA HUMANA. Sus hijos Harold, Dylan y Andree, están estudiando en el colegio, pero los fines de semana ayudan en las actividades de la casa y de la finca, ellos colaboran en actividades como el picado de zacate, que luego se lo dan de comer a los animales.

Ellos, como familia creen que es necesario que la finca tenga energías jóvenes, y lo más importante es que están inculcando a sus hijos para que practiquen una buena agricultura y que cuando las implementen las mejoren, pero que no la vean desde lejos sino que valoren las actividades y comprendan que su colaboración es muy importante.

 

 

El proceso de diversificación

 Implementación de meliponarios

Desde el año 2013, la familia comenzó el proceso de producción de miel, con dos meliponarios; uno de jimeritos y otro de castilla. Con la particularidad que junto a ellos realizan el cultivo de flores, con el objetivo que las abejas pecoreen en el mismo lugar y encuentren polen y néctar,  y no vayan a fincas contaminadas con químicos.

En la colmena cada Meliponario tiene un objetivo: El Meliponario blanco estrella, es especial para polinizar tomates, chiles, berenjena, sandias y melón. El Meliponario  blanco jicote, se usa esencialmente para la producción de miel. El  jimerito tienen tres clases; jimerito amarillo especial para la producción de miel, el Comomo para polinizar cebolla y zanahoria, el mosquito es el más pequeño y ayuda a producir miel.

La innovación con la azúcar orgánica

La colmena foto 3

Con un Zangarro móvil comenzó el proceso para la producción de azúcar orgánica.

La familia Sosa Bautista, ha innovado con la producción de azúcar orgánica. Para ellos, ese proceso  comenzó en el año 2012, durante la crisis de la roya en el café y ellos no se sentaron a llorar  sino que se motivaron con la Canasta Orgánica de COMSA.  Un día el Gerente de COMSA, Rodolfo Peñalba, preguntó ¿qué más podrían producir y comercializar las mujeres? y Dilcia contestó “jugo de caña”, y así lo hizo, comenzaron con un zangarro que instalaban en la canasta orgánica y vendían el vaso de jugo con limón.

Después de ese momento optaron no sólo por hacer el jugo, ellos decidieron hacer batidos de dulce y así fue por un corto tiempo, hasta que a Eduardo se le ocurrió probar hacer azúcar pero sin tener ninguna capacitación,  ni experiencia, pero sí observando y experimentando en el mismo proceso.  Así comenzó la producción de azúcar orgánica en Finca La Colmena. La familia Sosa Bautista abastece de azúcar la Tienda Orgánica de COMSA, y lo hacen de forma permanente porque en su finca también cultivan la caña.

 

En La Colmena se cultiva hortaliza de manera escalonada

La producción de la hortaliza escalonada, la realizan en un mini invernadero donde primero hicieron cosecha de suelo. Durante todo el año realizan cultivo de tomate, chile morrón, cebolla, lechuga, repollo.

¿Cómo se ven en el futuro?

Con mucha alegría en sus rostros, se ven con una riqueza natural muy grande porque han logrado sembrar más de 500 árboles maderables y 200 árboles melíferos que les permitirá ser una finca con un legado para la comunidad.  Además que nuestros hijos amen ésta tierra, que la respeten y la valoren.

Las lecciones aprendidas en La Colmena

Los golpes como los de la roya sirven para levantarse e innovar, sabemos que hay que hacer las cosas diferentes. Y como seres humanos que vivimos y creemos en la agricultura orgánica solo nos toca observar nuestro entorno, nuestras parcela, y nos daremos cuenta que las plantas son tan sabias que tienen la capacidad de auto regenerarse.

la colmena

La Familia Sosa Bautista, procesa el café lavado, honey y natural.

 

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: