Home » Nuestras Historias » Finca La Casita

Finca La Casita

Fabio Claros (4)

Fabio Claros en Finca La Casita, muy orgullo de sus logros en la agricultura orgánica.

En la lógica humana, cuando nos encontramos con una persona de la tercera edad y le hablamos de nuevos procedimientos o de una filosofía de vida, pensamos que será difícil que comprenda o que cambie sus prácticas, no siempre es así, y un ejemplo es el señor Fabio Claros, de 77 años de edad, que toda su vida trabajó con la agricultura convencional, ahora es un productor orgánico y su café ha alcanzado notas de hasta 90 puntos.

Hace 40 años, comenzó a sembrar en su Finca La Casita, siempre usando abonos químicos y en esa época la producción era buena, pero siempre los intermediarios se quedaban con las ganancias, recuerda don Fabio.

En el año 2010, su vida dio un giro importante, se hizo socio de COMSA,  y ahora dice que: “Le costó entrar a lo orgánico porque sus compañeros que entraron antes en este tipo de agricultura fracasaron, no entendieron cómo funciona la agricultura orgánica, como ahora lo entiendo yo, me fui metiendo poco a poco, fue un proceso de transición, hasta que me dije; es mi tiempo”.

Don Fabio, recuerda que en el año 2011, vivió una situación muy difícil que lo deprimió, con la roya toda su finca convencional se dañó y no sabía qué hacer, “estaba de rodillas”, hasta que llegó a COMSA y según él; Dios puso un ángel en su camino para que se pudiera levantar. “Mi ángel se llama Mike Safai de SAFAI COFFEE, que apoyó a productores de la empresa para que pudiéramos renovar la finca, la plantación de café que hay en la finca es nueva y orgánica, la sembré en el año 2012 y en la temporada 2016-2017 me dio la segunda cosecha” destaca don Fabio Claros.

Su cambio de chip

Fabio Claros (3)1

Su cambio es constante y siempre participa de las actividades de formación de COMSA.

Con mucha sinceridad, Don Fabio reconoce que: “Nosotros sabíamos que estábamos contaminando el ambiente, y no podíamos dejar de hacerlo o eso creíamos, hasta que un día entendimos que para lograr tener una vida sana no podíamos seguir usando químicos de ninguna clase, eso lo aprendimos en las capacitaciones que nos dió COMSA”.

“En COMSA, aprendimos a querernos, a cuidar nuestra salud, a dar gracias a Dios también porque nos dió la suficiente sabiduría para poder entender, además, que nos hiciera cambiar la mente para poder entrar con el proceso orgánico”. “Los cambios no son fáciles porque hay que hacerlos y lo más importante es hacerlos en nuestra mente y entender que el proceso orgánico es vida, no es un gasto sino una inversión a corto y largo plazo” narra con mucha alegría Don Fabio.

Ahora y después de la crisis de la roya y de cambiar su chip, se muestra muy orgulloso de sus logros  y de la propuesta de COMSA, Don Fabio señala que: “Ahora yo produzco mis hortalizas en mi finca,  comenzamos a dejar esos malos hábitos de comer churros, dulces, refrescos con soda, ahora comemos balanceado y saludable porque practicamos la  agricultura orgánica”.

Su paso a la agricultura orgánica

En el año 2012, “vuelve a ser productor de café”, hace la renovación de su finca y comienza a preparar sus abonos orgánicos y sus bio-preparados. Además, comienza a participar e involucrarse en los procesos de formación que realiza COMSA, porque entendió que la vida se mueve alrededor de la agricultura orgánica, eso lo motivó más. “El proceso orgánico es una inversión, sus plantas no están en decadencia, el suelo está feliz y no contamina el ambiente”. “Ahora mi finca es demostrativa y he logrado diversificarla con aves, porqueriza, peces, hortaliza y árboles frutales”,  comenta don Fabio.

Un productor de cafés especiales

Fabio Claros (2)

Don Fabio Claros junto a Maki Safai, explicando los procesos que realiza en su finca para mejorar la calidad de su café.

Después de realizar el cambio a la producción orgánica, siempre motivado desde COMSA, “yo comencé el proceso de cafés naturales y a mucha honra alcance 90 puntos en la taza de excelencia”. “Me siento un productor exitoso, he logrado levantar el perfil de mi café, dándole los buenos manejos desde el árbol porque el árbol tiene todas las bendiciones que le da la madre naturaleza, pero nosotros arruinamos la calidad”, destacó Don Fabio.

Don Fabio Claros, se preocupa por mantener la calidad de su café y cuida minuciosamente el proceso, desde el corte, hasta el beneficiado porque está consciente que de nada sirve tener buena finca y que le dé buen café, si en el proceso del beneficiado lo pierden todo. “Nosotros gracias a Dios tenemos habilidades para sacar una buena calidad del café con el buen manejo que se le da en todo el proceso”.

Ahora estoy más comprometido, con la empresa y conmigo, porque desde la empresa se tiene la  visión de la calidad para poder vender los mejores productos. Además se siente comprometido con su ángel para seguir trabajando y haciendo las cosas mejor cada día.

En Enero del 2017, el nombre de Fabio Claros, sonó en Austria, Europa. Cuando el Barista, Michael Prem, ganó el primer lugar en el campeonato de Barismo con un café de Finca La Casita.

Fabio Claros (1)

En su visita a Marcala, Sttefi Hesse junto a Max Donselmann, de Quijote Kaffee, entregarón departe de Michael Prem, la carta de agradecimiento, él muy feliz de que su café llegue hasta Europa.


Finca La Casita

Fundada en el año: 1976.

Altura: 1350 MSNM.

Variedades: 90, Icatu y parainema.

Corte: Noviembre a Marzo.

Procesos: Lavados, naturales y honey (melados).

Certificaiones:  FTO, SPP, DO Marcala.

Ubicación: Barrio La Victoria, Marcala.

 

 

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: